El retrato de Dorian Gray

Oscar Wilde fue un escritor, poeta y dramaturgo de origen irlandés, nacido en 1854 en Dublín (entonces perteneciente al Reino Unido).

Sus obras de teatro cargadas de ingenio e ironía, junto a su estilo de vida, sus extravagantes trajes y su brillante conversación, escandalizaban a la sociedad londinense y lo convirtieron en una celebridad hacia finales de la época victoriana.

Portavoz del esteticismo, promotor del individualismo, defensor a ultranza del arte y crítico de la alta sociedad londinense; Oscar Wilde publicó, en 1890, la que sería su única novela y una de sus obras más celebradas: El retrato de Dorian Gray.

En esta novela nos encontramos con Basil Hallward, un pintor humilde de la alta sociedad, que encuentra en su modelo (Dorian Gray, un joven de una belleza incomparable) la inspiración perfecta para desplegar su arte.

Una tarde, mientras Dorian Gray posaba y Basil Hallward pintaba su retrato, mantendrán una conversación con lord Henry Wotton, un amigo de Basil que se encontraba presente en ese momento.

La conversación es casi una disertación de lord Henry, llena de argumentos propios de la filosofía hedonista. Las palabras de lord Henry calan hondo en el joven Dorian, que ya no volverá a ser el mismo.

El sentido de su propia belleza surgió en su interior como una revelación. Hasta entonces nunca se había dado cuenta de ello […]. Luego había llegado lord Henry Wotton con su extraño panegírico de la juventud y el terrible aviso de su brevedad. Aquello lo conmovió[…]. Sí; llegaría un día en que su cara se arrugaría; los ojos se apagarían y la gracia de su figura se rompería, deformándose.

Oscar Wilde describe esta escena de manera impecable.
El pintor, concentrado en su obra, no parece atento a la conversación, pero con la sensibilidad del artista, consigue captar cierta perturbación en el alma de Dorian.
Lord Henry, hablando seguro y lleno de certezas, con la tranquilidad de alguien que no tiene, en ese momento, ningún tipo de responsabilidad en la tarea que se está llevando a cabo.
Dorian, el joven e inocente modelo, quieto, absorbiendo las palabras de Henry casi sin procesarlas, sin poder responder.

Cuando Basil finaliza el retrato, todos se quedan maravillados por la hermosura del mismo. Dorian, sin embargo, influenciado por las palabras de lord Henry Wotton, se lamentará por ir perdiendo su juventud y su belleza a medida que pase el tiempo, mientras que el retrato las conservará eternamente.
Dorian implora poder cambiar el orden de las cosas, y que sea él quien se mantenga joven mientras el retrato envejece.

—¡Qué triste es! —murmuraba Dorian con los ojos fijos todavía en su retrato—. ¡Qué triste! Me volveré viejo, horrible, espantoso. Pero este retrato permanecerá siempre joven. No será nunca más viejo que en este día de junio… ¡Si ocurriera al contrario, si fuera yo siempre joven, y si este retrato envejeciese! ¡Por eso, por eso lo daría todo! ¡Sí, no hay nada en el mundo que no diera yo! ¡Por ello daría hasta mi alma!

Sin saberlo, el deseo de Dorian se cumple, firmándose así un pacto diabólico que lo mantendrá joven y hará envejecer al retrato recordándole a Dorian los pecados de su alma.

Oscar Wilde escribe una novela maravillosa que, por momentos, parece una excusa para hablarnos sobre la vanidad, la obsesión por la juventud y la belleza, el narcisismo, y la superficialidad del modo de vida de la sociedad de la época victoriana.

La obra de Oscar Wilde no puede quedar fuera de ninguna colección de libros que intente reunir a los clásicos de la literatura occidental. Por ello, Ediciones Brontes publica hasta tres ediciones diferentes de la obra: una edición bolsillo en su colección Fontana, otra edición bolsillo bilingüe español-inglés en la colección Fontana Bilingüe, así como una edición en gran formato en la Colección Abierta.

Más información en: www.edicionesbrontes.com

Esteban Azzara

Anuncios

Herbert West: Reanimador

Ilustración de Daniel Jurado

“De Herbert West, amigo mío durante el tiempo de la universidad y posteriormente, no puedo hablar sino con extremo pánico. Pánico que no se debe totalmente a la forma siniestra en que desapareció recientemente, sino que tuvo origen en la naturaleza entera del trabajo de su vida”

Howard Phillips Lovecraft (1890 – 1937), más conocido como H. P. Lovecraft, fue un escritor estadounidense considerado uno de los autores más influyentes del siglo XX en el género de la literatura fantástica.

Sus obras forman parte de los clásicos del horror cósmico. Una corriente literaria que incorpora en las historias de terror, elementos de ciencia ficción, como dioses, alienígenas o viajes en el tiempo; cuando las historias tradicionales de este género apelaban mayormente a los relatos fantasmales o demoníacos.

En 1922, Lovecraft fue convocado por la revista Home Brew para escribir una serie de relatos.
Los capítulos de Herbert West: Reanimador fueron publicados periódicamente en esta revista como relatos cortos y autoconclusivos, que luego fueron compilados para formar la obra completa.

En Herbert West: Reanimador, nos encontramos con la historia de un brillante y apasionado estudiante de medicina de la Universidad de Miskatonic, que destina los esfuerzos de sus investigaciones al desarrollo de un elixir que sea capaz de restituir a los muertos su vitalidad motriz.

Herbert West entiende al cuerpo humano como una máquina cuyas funciones físicas y químicas son las responsables de dar sustento a lo que otros llamarían “alma” o conciencia. Es así que intenta desarrollar una sustancia que al inyectarla en un cuerpo (en un grado no muy avanzado de descomposición), pueda volver a reactivar estas funciones y devolverle al cadáver todas sus capacidades cognitivas.

“West era materialista, no creía en el alma, y atribuía toda función de la conciencia a fenómenos corporales […] Yo no discrepaba completamente de su teoría, aunque conservaba vagos e instintivos vestigios de la primitiva fe de mis antecesores, de manera que no podía dejar de observar el cadáver con cierto temor y terrible expectación.”

Lovecraft nos cuenta la historia desde la voz del asistente de Herbert West. Así entramos en la piel de un personaje que vio y vivió los acontecimientos, y que se preguntará sobre la vida, la muerte, y la existencia del alma.

Nuestro narrador nos conducirá (muchas veces espantado), a través de los métodos utilizados por West para “devolverle la vida a los muertos”, pero sobre todo a través de las dificultades que se les presentan al momento de encontrar un cadáver en un estado de descomposición no muy avanzado.

Así, nos veremos envueltos en una atmósfera de dudas y temores, que nos hará cuestionarnos las acciones de West, pero siempre acompañados de la imperiosa curiosidad de saber cuáles serán los resultados de dichos experimentos.

“West experimentaba, febrilmente, tratando de encontrar algo que pusiese en marcha de nuevo los movimientos vitales, tras haberlos interrumpido ese fenómeno que llamamos muerte; pero chocaba con los más horrorosos obstáculos.”


En la edición de la colección Fontana, acompañamos a Herbert West: Reanimador, con otros cuentos de Lovecraft que no forman parte de la mitología lovecraftiana posterior. Esto los hacen ideales para adentrarse al terror y la tensión que este autor puede proponernos, sin necesidad de conocer el mundo de los dioses Arquetípicos y Primigenios desarrollado en otras obras.

Más información en: www.edicionesbrontes.com

Esteban Azzara

Selección de cuentos de los hermanos Grimm

Ilustración de Daniel Jurado

Los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm nacieron en la localidad de Hanau, estado de Hesse-Kassel, actual Alemania, hacia finales del siglo XVIII.

Fueron filólogos, investigadores culturales y escritores.

Sus investigaciones sobre la cultura germánica se centraron en  la historia antigua de la literatura y el idioma alemán lo que incluyó la recopilación y el estudio de cuentos populares y leyendas.

Los hermanos Grimm publicaron estos cuentos provenientes de la tradición oral en dos volúmenes titulados “Cuentos infantiles y del hogar”, entre 1812 y 1815.
La obra, en sus primeras ediciones, no estaba destinada a un público infantil. Carecía por completo de ilustraciones, y abundaban las notas al pie y los comentarios eruditos casi tan extensos como los cuentos mismos.

Fue a partir de 1825 cuando una compilación formada por 50 relatos acompañados de ilustraciones, le brindó a estas historias una extraordinaria difusión, convirtiendo esta edición en el libro preferido de los infantes alemanes.

Los cuentos de los hermanos Grimm fueron traducidos a más de 160 idiomas. Los personajes de sus historias con rasgos tan marcados, sencillos en su composición, y fácilmente recordables, se adaptaron con facilidad a la incipiente industria del cine animado y la televisión durante el siglo XX.

Personajes como Caperucita Roja, Juan Sin Miedo, La Cenicienta, Blancanieves o Hansel y Gretel, formaron parte de innumerables tiras animadas.

Si bien estos personajes se adaptaron perfectamente a la pantalla, el contenido de las historias no corrió la misma suerte. Los cuentos sufrieron varios cambios, y tuvieron que ser “suavizados” debido a la extrema dureza y al desenlace cruel de algunas de estas historias.

La selección de cuentos que forma parte de la colección Fontana, incluye las historias más famosas recopiladas por los hermanos Grimm, en una edición colmada de ilustraciones que ayudarán a estimular la imaginación y son siempre un atractivo para los más pequeños.

Más información: www.edicionesbrontes.com

Esteban Azzara

El arte de la guerra

“Los que son expertos en el arte de la guerra someten al ejército enemigo sin combatir.”

Sun Tzu

El arte de la guerra es considerado uno de los más emblemáticos e influyentes libros de estrategia jamás escritos y una cita obligada para quienes deseen adentrarse en la complejidad de la filosofía oriental a través de un texto de lectura sencilla.

Sus máximas acotadas y sus ideas muy claras, nos recuerdan más a un manual de instrucciones que a un texto filosófico. Desde un punto de vista occidental El arte de la guerra es ambas cosas. Pero en el mundo oriental, puede que no haya diferencia entre un tipo de texto y el otro.

Los textos de la filosofía china no intentan justificar sus creencias a través de argumentos ni persiguen fines teóricos. Son concebidos como parte de un fluir constante. Dan cuenta de este fluir no como testigos sino como parte integrante del mismo.
Así, El arte de la guerra es un tratado sobre estrategia bélica que evoca un alma guerrera y competitiva que supo luchar hace siglos en las guerras y que pervive actualmente en el ámbito empresarial, académico, deportivo, institucional e incluso personal.

Ésta es la razón por la cual esta obra sigue siendo un libro tan actual como lo fue hace siglos.

Según dijo Lao Tse, la utilidad de una vasija reside en su vacío.
El arte de la guerra consiste, justamente, en hacer uso de ese vacío, de los espacios no utilizados. Propone centrar la atención sobre lo que no sucede pero podría suceder. Revela las fuerzas que se ocultan, allí, donde parece no haber absolutamente nada.

Un libro que enseña a encontrar los tiempos ideales para actuar y descansar, para atacar y defender. Una guía para administrar la escasez y la abundancia, la victoria y la derrota.

El arte de la guerra, es entonces, un texto fundamental que nos enseña a interpretar de manera más rica y eficiente los problemas de importancia en nuestra vida como pueden ser los conflictos cotidianos o los problemas personales y laborales; pero también es una herramienta que nos ayuda a aprehender la complejidad de la literatura universal y de las historias que hoy dan forma a las nuevas series y películas modernas.

Más información en: www.edicionesbrontes.com

Esteban Azzara

Clásicos Fontana

La colección Fontana reúne a grandes autores de la literatura universal junto a filósofos, poetas y ensayistas en una selección de títulos que no puede faltar en ninguna biblioteca.

La colección Fontana es una fuente interminable de textos clásicos que reúne a grandes autores de la literatura universal: filósofos, ensayistas, novelistas, así como poetas de todas las épocas y lugares. Una selección de casi 300 títulos que no puede faltar en ninguna biblioteca.

Una colección pensada tanto para los jóvenes estudiantes como para el público en general y orientada a redescubrir las obras que dieron origen al pensamiento contemporáneo, reflejo de la historia imperecedera del hombre.

Entre los títulos que podemos encontrar en esta colección hay obras fundamentales de la Grecia antigua (con autores como Platón, Aristóteles o incluso Homero), textos igualmente ineludibles de la China (como El arte de la guerra o el Tao Te King), las obras teatrales de William Shakespeare (como Romeo y Julieta, Hamlet, Otelo…), la prosa y el teatro de Oscar Wilde (El retrato de Dorian Gray, El fantasma de Canterville, La importancia de llamarse Ernesto…), las aventuras de Julio Verne (De la Tierra a la Luna, Viaje al centro de la Tierra, La vuelta al mundo en ochenta días…), las historias detectivescas de Sherlock Holmes (Las aventuras de Sherlock Holmes, El perro de los Baskerville, Estudio en Escarlata…), los cuentos fantásticos de Franz Kafka (como La metamorfosis, El proceso, El castillo…), novelas de terror gótico (como Drácula, Carmilla o Frankenstein), las obras de Friedrich Nietzsche (como Así hablaba Zaratustra, El anticristo, Ecce Homo…), recopilaciones de la narrativa de Edgar Allan Poe (El gato negro, El escarabajo de oro…), de H. P. Lovecraft (Necronomicón, Los mitos de Cthulhu, En las montañas de la locura…) o Robert Louis Stevenson (El Dr Jekyll y Mr Hyde, El Club de los Suicidas, Las aventuras de un cadáver…), literatura infantil (como Alicia en el País de las Maravillas, El Mago de Oz o los cuentos de Grimm y de Andersen), así como, finalmente, la poesía de Federico García Lorca o Rubén Darío.

Todos ellos son algunos de los autores y obras que completan la colección de clásicos Fontana y dejaron su marca en la literatura universal influyendo de manera decisiva en las obras literarias del siglo XX y XXI.

Editados en tamaño de bolsillo, con tapas blandas y muy livianos. Los libros de la colección Fontana son ideales para llevar a todos lados. Un pasatiempo en momentos de espera, compañeros en los viajes, y un recreo intelectual en medio de la rutina diaria, y además con un precio económico.

Más información en: www.edicionesbrontes.com/fontana.html

Esteban Azzara

Bienvenidos al blog de Ediciones Brontes

“No hay libro tan malo que no contenga algo bueno”

Miguel de Cervantes

Ediciones Brontes es una compañía española del sector editorial especializada en la edición y distribución de libros propios y de otros sellos editoriales. Ofrecemos diferentes obras de literatura, poesía, ensayo, mitología, libros de aventuras, comedia, arte y diseño, humor, superación personal, esoterismo, diccionarios, así como libros de temática religiosa. Disponemos de un amplio equipo de profesionales especializados en la investigación, desarrollo y creación literaria. También contamos con un equipo de comerciales y una red nacional e internacional de distribuidores autorizados encargados de que nuestro producto, el libro, tanto en su versión escrita como en su formato electrónico, llegue a su destino final, el lector.

Más información en: www.edicionesbrontes.com